¡ ÁREAS DE GESTIÓN CLÍNICA !

Share

CESM-Galicia y O´MEGA ante la información publicada por algún medio de comunicación sobre la reciente aprobación en el Parlamento Gallego, de una “proposición de resolución que garantiza el carácter público de la gestión clínica en Galicia” en la que “se insta a la Xunta al desarrollo del sistema de Gestión Clínica….como un modelo de gestión sin entidad jurídica propia”….Remitimos las siguientes consideraciones:

La propuesta que partía del PP, contó con el apoyo de AGE y del BNG, como “garantes” del mismo.

En este contexto el portavoz de Sanidad del PP, Miguel Santalices, recordó que “en asistencia sanitaria la Comunidad Autónoma es soberana y que el decreto nacional no es vinculante”…???

Ante estos hechos, CESM-Galicia y O´MEGA celebran el hecho de que la convocatoria de huelga – que incluye la Gestión Clínica como una de sus reivindicaciones – haya obligado a la Xunta ha considerar nuestra fuerte discrepancia con su proyecto e intentar con la proposición aludida una aclaración, que si bien parece convencer a los grupos parlamentarios que la han apoyado, “siguen sin disipar nuestras dudas”

Esta proposición, aún cuando cuente con el apoyo del BNG y AGE, mantienen nuestras fundadas dudas acerca de la preponderancia de la normativa Autonómica sobre la Estatal ya que, contradiciendo lo expresado por el Sr.Santalices, nuestras respectivas asesorías jurídicas afirman que la normativa estatal es prioritaria y prevalece sobre la Autonómica (como desde siempre ha ocurrido).

A mayor abundamiento tenemos que recordar que ya se ha modificado el Estatuto Marco que es para “todos” dentro del ámbito del Estado, y que dentro de esas modificaciones figura…, “el cambio de las condiciones de trabajo del personal estatutario fijo que opte por adscribirse a la Áreas de Gestión Clínica”.

Por si pudiera quedar el más mínimo resquicio de duda acerca de la preponderancia de la normativa Estatal sobre las CCAA, recordar.., que en el copago farmacéutico, los portavoces del PP y Xunta ¡¡¡admiten esa preponderancia!!! para justificar su imposición, sin paliativos, en Galicia.

Por lo expuesto, mantenemos nuestro temor y nuestra tesis sobre “la más que probable posibilidad de la pérdida de la condición de “estatutario”, bien sea de forma directa, o por el recorte de los derechos laborales”, ya que no existe normativa en el proyecto Gallego que aclare entre otras muchas cosas, bajo qué condiciones laborales se estará en ese A.G.C…..

¿¿¿…¿Mantendrá su jornada laboral de 37,5 horas de mañana, de tarde o partida? ¿Cambiará el régimen de guardias de 17 horas para no permitir la libranza?. ¿Exigirán la renuncia de la libranza de guardias a mayores de 55 años como condición de integración?. ¿Se podrá mantener la realización de jornada suplementaria o se suspenderán ?. ¿Bajo qué normativa se podrá ejercer la “voluntariedad” de integración y cómo se haría el retorno a la anterior situación?.¿Cómo se establece y cuál es el alcance de la movilidad geográfica?.¿Qué garantías hay de aumento retributivo si el presupuesto que se admitirá para constituir una AGC, deberá ser menor que el que hoy se dispone para el/los Servicios que la constituyan?…???

A todos estos interrogantes se añade que la Administración ha rechazado todas nuestras enmiendas al proyecto de decreto, con una clara intencionalidad de”imposición” sin negociación alguna. Sólo desde la ignorancia, la ingenuidad o una fatídica combinación de ambas, puede creerse que el documento Autonómico no tendrá que supeditarse al Estatal, que deja manifiesta su clara intencionalidad de un cambio de relación jurídica y del modelo sanitario actualmente conocido,

Por lo expuesto, por los antecedentes que tenemos con la Administración de… “saltarse los pactos”.., “de decir una cosa y hacer justo la contraria”…y “de la no credibilidad de la que se han hecho acreedores por sus continuos incumplimientos”… Seguimos recomendando LA NO FIRMA de adscripción a estas Áreas de Gestión Clínica mientras no tengamos las correspondientes garantías en una negociación “real y efectiva” con las cosas claras, sin ocultaciones, sin generalidades, y con el redactado final del Decreto Estatal publicado.