Como CESM ostentaremos la vicepresidencia de la Federación Europea de Médicos Asalariados

Share

Albert Tomàs, presidente de la Confederación, ha sido elegido vicepresidente de esta entidad continental con sede en París y a la que pertenecen los principales sindicatos europeos

Embrión del Sindicato Médico Europeo

Cabe recordar que CESM es miembro de pleno derecho de la Féderation Européene des Médecins Salariés desde 1994, representando en ella a todos los médicos españoles.

El fin de esta organización es defender los intereses del conjunto de facultativos europeos, por lo que puede ser considerado el embrión de un futuro sindicato continental que hoy comienza a verse más necesario que nunca teniendo en cuenta que las decisiones adoptadas en Bruselas condicionan en grado creciente las políticas de los países comunitarios.

El trabajo de la FEMS sigue principalmente estas dos vías:

– Recoge periódicamente información sobre las diversas condiciones de la práctica médica en los países europeos.

– Identifica y lleva a cabo acciones ante las oportunas instancias nacionales e internacionales.

Un posible equívoco que conviene cuanto antes aclarar es que la FEMS no tiene como finalidad generalización de la medicina asalariada, ni mucho menos promover su estatalización. Prueba de ello es que uno de los fines fundacionales es “colaborar con los organismos encargados de la medicina liberal” en interés del conjunto de la población.

Por lo demás, tampoco estamos ante una organización –como tantas otras supranacionales- con funciones limitadas. Todo lo contrario: la influencia de la FEMS corre en paralelo con la creciente tendencia a la armonización de las políticas laborales y sociales en la Europa comunitaria. Así, y es sólo un ejemplo, la FEMS tiene representación en el Comité Permanente de los médicos de la Unión Europea, donde se valora y debate la oportunidad de las directivas comunitarias que afectan a los profesionales de la medicina. Es decir, que bien de una forma directa o indirecta, el papel de la FEMS es importante: contribuye a dirigir y orientar las decisiones que tienen que ver estrechamente con política de personal a nivel europeo, por un lado, y por otro se convierte en atento observador –crítico si hace falta- de la particular adaptación que esas normas tienen en cada uno de los países.

Italia y España dirigirán el sindicato médico europeo